Labocal Consultores
Labocalwww.labocal.com

  

 

Enlaces de interés

disminuir fuente ampliar fuente

Radiactividad y alimentos - Japón

Radiactividad y alimentos

 

La problemática derivada del terremoto de Japón: las partículas radiativas esparcidas por el aire desde la planta nuclear de Fukushima, en Japón, contaminan  los alimentos y las fuentes de agua, además de a las personas. El material radiativo es transportado por diminutas gotas de humedad presentes en el aire hasta lugares muy lejanos. Así puede ser inhalado directamente y ingresar en los pulmones, pero también llega al mar y al suelo a través de la lluvia, por lo que puede contaminar los cultivos, la fauna marina y el agua de bebida. La leche de vaca es especialmente vulnerable, el ganado pasta en zonas expuestas a la radiación y las partículas radiactivas se concentran rápidamente en la leche, otro alimento rápidamente afectado puede ser el huevo, pero hay que tener en cuenta que el alimento que suele concentrar mayor cantidad de radiactividad es el marisco.

Teniendo en cuenta que la radiación puede provocar cambios o mutaciones en el ADN, lo que degenerará en enfermedades cancerígenas, hay que valorar que segmento de población es el de mayor riesgo, y ese no es otro que el de los niños en crecimiento, los jóvenes y los fetos dado que sus células se dividen a un ritmo más veloz que las de los adultos.

Niveles de radiación elevados pueden causar problemas en el tiroides o afectación de la vista o piel y, a largo plazo, cánceres. Se está hablando de contaminaciones, que superan, en el caso de espinacas por 27 veces los límites estipulados por la ley de Higiene Alimentaria de Japón y en el caso de agua por 3 veces la cantidad a partir de la cual no es aconsejable beber agua.

Inicialmente, se habló desde la OMS de que el problema sólo afectaría a los productos agrícolas en un radio de 30 km. respecto a la central. Desafortunadamente los informes actuales hablan de un cambio desde la semana pasada y de que el problema podría estar mucho más extendido, y, es que lo que puede estar ocurriendo en Japón a pesar de que las autoridades están informando, puede ser de mayor trascendencia que lo que se está indicando. El nivel de desastre ha sido elevado por la Autoridad Francesa de Seguridad Nuclear al nivel 6 de 7 que es el mismo que alcanzó cuando el desastre de Chernobyl y se están detectando trazas de yodo radiactivo en las corrientes de agua de Tokio y alrededores.

En nuestro entorno, los establecimientos que utilizan más asiduamente productos alimentarios de esa procedencia suelen ser los restaurantes de alta gama.

La prevención pasa por no consumir productos de esas zonas (zonas muy amplias a tenor de las últimas informaciones) durante plazos de tiempo larguisimos (incluso décadas) porque la contaminación afecta al suelo y este es uno de los receptores terminales de radioisótopos que terminan instalándose en el mismo de forma más o menos permanente.

Las autoridades sanitarias Japonesas están controlando los productos y ese es desde luego el punto de partida necesario para prevenir la distribución de productos contaminados. Además algunos países asiáticos ya han comenzado a chequear los productos alimenticios y se están monitorizando los niveles de radiación desde diversas estaciones de control de aire capaces de detectar isótopos radiactivos característicos de las filtraciones en plantas de energía nuclear.

Aunque sea difícil de reconocer, actualmente la contaminación radiactiva de Japón está a expensas de las caprichosas condiciones meteorológicas...


ABM

Accidente nuclear
Medidor de radiación
Radiactividad: silenciosa y letal


www.dmacroweb.com - Creación de sitios web, portales, CMS, B2B, B2C, aplicaciones extranet / intranet
Copyright © 2009 Dynamic Macroweb & Design S.L. Todos los derechos reservados.
Web site desarrollado por DMacroWeb mediante la herramienta DM Escaparate